Nuestros proyectos

Desde nuestra puesta en marcha en 1998, hemos impulsado diversos proyectos de salud ocular a nivel local (Mallorca) y hemos colaborado con diferentes entidades de cooperación internacional para llevar a cabo campañas asistenciales y quirúrgicas en África y Latinoamérica. Nuestros programas de actuación se desarrollan siempre bajo la premisa de la sostenibilidad en el tiempo, ya que no perseguimos una acción inmediata, sino que apostamos por su perdurabilidad.

Creemos que cuando ayudamos a una persona a resolver su problema de visión estamos contribuyendo, aunque sea de manera indirecta, a proporcionarle mayor bienestar,pero también, a modificar las condiciones de vida de la comunidad a la que pertenece, ofreciéndole nuevas razones para la ilusión y la esperanza. Por este motivo, nuestro compromiso con las zonas en las que prestamos nuestra ayuda es máximo.

Proyectos locales

La labor de acompañamiento que realizan las entidades locales con las que mantenemos acuerdos de colaboración resulta esencial para nuestro trabajo, por su conocimiento previo del contexto en el que actúan y de la problemática existente y por su potencial a la hora de impulsar procesos de cambio social que beneficien las condiciones de vida de las personas y de los colectivos que atienden.

fundación bona llum revisiones

UNA MIRADA LOCAL

Se trata de un programa estable de atención oftalmológica y optométrica dirigido a los colectivos más vulnerables de Mallorca, que carecen de recursos económicos y tienen dificultades de cobertura sanitaria.

A partir del convenio de colaboración que tenemos con el grupo Oftalmedic Salvà, todos los pacientes que le derivamos son atendidos conforme a los mismos estándares de calidad médica y asistencial que cualquier otro paciente.

fundación bona llum revisiones

Cooperación internacional

Además de desarrollar nuestra labor solidaria localmente, extendemos este trabajo más allá de nuestro ámbito natural (Mallorca), mediante proyectos de salud ocular en países del Tercer Mundo integrados en el programa “Una mirada internacional”, ya que la cooperación internacional constituye una línea de actuación de alta prioridad dentro de nuestros objetivos.

Estamos concienciados de la importancia de una óptima salud visual, y por ello, nos trasladamos hasta los países más pobres del mundo donde la falta de recursos sanitarios es determinante en las discapacidades visuales que padecen, muchas de ellas, evitables.

Esta tarea requiere la implicación de personal médico y sanitario altamente cualificado, con capacidad para resolver problemas complejos, así como de un esfuerzo continuado, puesto que tenemos en nuestras manos la oportunidad de cambiar por completo la vida de una persona en pocos minutos y de ofrecerle un futuro mejor.